EL AGUA ESTÁ DORMIDA EN EL MAR DEL NEGRATÍN

VÍDEO DE NUESTRA SEMANA SANTA VIVIENTE

SELECCIÓN DE IMÁGENES EN MAR DEL NEGRATÍN

ORIGEN DE MIS VISITAS

CALENDARIO CUEVEÑO DE EVENTOS Y ACTIVIDADES

jueves, 12 de marzo de 2009

RAMÓN CASTELLAR "BARRABÁS"


Es una de las personas -sin menospreciar a nadie- que siempre está en el momento preciso y justo en que se necesita. Es el responsable máximo de todo el atrezzo de nuestra Semana Santa. Las cruces, las cuerdas para atar al Nazareno en la flagelación o para subir a bajar a los crucificados, la paloma que saldrá de las manos de Jesús después de la “Resurrección” etc; en fin, y más cosas que no hace falta contarlas, porque todo el mundo lo sabe muy bien. Sin duda es una persona “indispensable” en esos días tan importantes para todos nosotros y que todo debe estar a punto.

Ramón nació en Cuevas del Campo, pero su gran fama le viene por sus magnificas representaciones en el papel de Barrabás; le sale redondo y lo luce con una maestría digna de los grandes actores.

Desde la primera representación de nuestra Semana Santa, Ramón, siempre ha hecho su papel con toda dignidad, cariño y personalidad. Además puedo asegurar que es la persona más aplaudida de todo el Drama por el grupo de figurantes cuando Pilato les gritas: ¿A quién de los dos queréis que deje libre? Y el pueblo hebreo grita al unísono: ¡¡¡A BARRABAS, A BARRABÁR, A BARRABÁS!!! Y entonces Ramón, sin faltarle tiempo, se le transforma la cara y responde con toda su alma, ¡¡¡LIBREEEEEE!!!

EL PERSONAJE HISTÓRICO:
Es el preso que Poncio Pilatos libera, con ocasión de la Pascua, en lugar de Jesús. Los evangelistas lo llaman ladrón, sedicioso y homicida o simplemente “un preso afamado”. Según Marcos, se trata de un judío que, habiendo participado en un motín en el que se cometió un homicidio, fue encarcelado por los romanos. Pilato lo liberó a petición de la turba, instigada por los “Sumos Sacerdotes”.

Algunos sostienen que pertenecía al partido de los zelotas, los patriotas judíos que luchaban contra la dominación extranjera. Cuenta la leyenda que, tras la muerte de Jesús, fue arrestado, destinado a las minas de azufre y reclutado como gladiador. Dicen que se convirtió al cristianismo antes de morir crucificado.

No hay comentarios: