EL AGUA ESTÁ DORMIDA EN EL MAR DEL NEGRATÍN

VÍDEO DE NUESTRA SEMANA SANTA VIVIENTE

SELECCIÓN DE IMÁGENES EN MAR DEL NEGRATÍN

ORIGEN DE MIS VISITAS

CALENDARIO CUEVEÑO DE EVENTOS Y ACTIVIDADES

lunes, 27 de abril de 2009

SEMANA SANTA VIVIENTE 2009

ENTRADA TRIUNFAL A JERUSALÉN

ENTRE PALMAS Y OLIVOS

Cuevas del Campo inició, con brillantez y esplendor, su Semana Santa Viviente del 2009.

La cercanía del Negratín se hacía presente en las calles de Cuevas del Campo, en la mañana del Domingo de Ramos, con una tenue neblina que parecía querer apagar un sol, que acabó luciendo con fuerza e iluminando, en todo su esplendor, la primera de las representaciones con las que comenzaba la edición del 2009 de la Semana Santa Viviente que el municipio cueveño representa en estos días.

Hay que hablar de que la representación cueveña es el fruto que ha madurado todo un pueblo que se implica y se aplica, que empieza a lucir con orgullo la pequeña o mayor colaboración de varios centenares de sus vecinos, quienes sin límite de edad ni de condición están ahí, un año más, preñados de una ilusión que les lleva a acabar dando lo mejor de sí mismos, mientras llegan a saberse y sentirse útiles en el trabajo colectivo y tratan de lograr que cada papel, por pequeño que parezca, sirva como la mejor de las actuaciones. Este, y no otro, puede ser el secreto por el que el prestigio de la representación que dirige Antonio V. Martínez siga siendo objeto de numerosas atenciones y reconocimientos.

Para quien aún no lo conozcan, hay que explicar que si el Domingo de Ramos se llega a Cuevas del Campo en hora temprana, la visión que ofrecen sus calles no es diferente, en nada, de lo que se podría encontrar en cualquier municipio de nuestro entorno. Se acerca la hora de la representación y nada parece indicar que todo está a punto, hasta que empiezan a aparecer por las calles el recorrido las primeras personas que instalan lo que ha de ser una muestra de estampas que jalonan el recorrido por el que la borriquilla ha de llevar a un Jesús que vivirá aquí su triunfal entrada.

Suelen ser las personas mayores las más madrugadoras pero, en un abrir y cerrar de ojos, empiezan a verse a muchos jóvenes en cuyas caras reconocemos que no acaban de llegar, sino que son los mismos chavales de años anteriores ya crecidos, pero que ahora lucen en sus rostros el orgullo de sentirse implicados en algo que también es un poquito suyo y que están dispuestos a sacar adelante. Junto a ellos, los chavales más jóvenes, algunos saludando a sus padres, a sus abuelos, a las mujeres que les dan el último toque a su atavío, formando así un conglomerado de generaciones que hace ver que la semilla ha brotado y que esto ya no hay quien lo pare.

Cuevas del Campo vuelve a iniciar así una Semana Santa Viviente más, de las muchas que quedan por venir y que comenzaba con el recorrido triunfal de Jesús, a lomos de una borriquilla, por las calles ambientadas que convierten a este municipio en la histórica Jerusalén y que, el Jueves y Viernes próximos, volverán a ser escenario de este Drama de la Pasión que congregará en Cuevas del Campo a miles de espectadores y que paseará su nombre por toda la geografía, mientras los vítores, las palmas y olivos se transforman en todo un Drama de Pasión que sobrecoge a quien lo contempla, haciendo sentir una experiencia que para muchos acaba siendo inenarrable.


AMBIENTACIÓN CUEVEÑA


RECUPERACIÓN DE LOS OFICIOS
EL VENDEDOR AMBULANTE

JUICIO DE PILATO EN EL PRETORIO

LA VERÓNICA

LA CRUCIFIXIÓN


La localidad de Cuevas del Campo marcó nuevos hitos en la representación de una Semana Santa Viviente que roza la perfección y que atrae a miles de visitantes a este pequeño municipio.

El clima que estos días ha reinado sobre las comarcas del norte granadino llevó a Cuevas del Campo el sol y el calor para el Domingo de Ramos y Jueves Santo, día en el que se realiza el ensayo general, mientras que el día fijado para la representación del Drama de la Pasión, el Viernes Santo, dejó caer hasta granizo en lo que no fue sino un mérito más para la representación que se realiza en esta localidad.

Una representación en la que participan alrededor de 650 personas, bajo la dirección de Antonio V. Martínez y que convierte al municipio cueveño en una ciudad ambientada en la época del emperador Tiberio, para lo que se ha recurrido a la confección de atuendos y escenografía en base a la mejor documentación sobre la época, lo que confiere una mayor credibilidad y multiplica el mérito de la puesta en escena de los cueveños, quienes han conseguido hacer se su Semana Viviente todo un signo de identidad propia que, cada vez más, traspasa fronteras y lleva a este municipio a ser más y más conocido.

La prueba está en los muchos miles de personas que desfilan por la localidad cada Semana Santa y que este año, una vez más, ha seguido en su progresión ascendente, lo que explica sin duda su consideración como Fiesta de Interés Turístico Nacional.

La representación se inicia con la presentación ante Pilato de Jesús, que es sometido a juicio mientras el pueblo reclama su crucifixión y se procede a la liberación de Barrabás y a la flagelación del condenado, todo ello en la entrada y terraza de la Iglesia de la localidad perfectamente ataviada para la ocasión. Hay después un segundo acto, a lo largo de un recorrido que estará en torno al kilómetro y medio de longitud, durante el que, jalonado por diversas estampas que ambientan las calles, tienen lugar la estampa del Cirineo y las tres caídas de Jesús portando a cuestas su cruz, en las que se incluyen la escena de la Verónica y la sanación del niño ciego.

Llegados ya a la colina que representa al Gólgota, se inicia la crucifixión de los dos ladrones que acompañarán a la posterior de Jesús y que se recortan en el cielo cueveño ante la admiración de un numeroso público que ha de tragar saliva por momentos para contener sus emociones. Caifás y los Sumos Sacerdotes se mofan después del Nazareno ya crucificado que acaba entregando así su vida. Completan el cuadro la lanzada del soldado que rasga el pecho del Nazareno, a cuyos pies llega María y las mujeres que la acompañaban, antes de que José de Arimatea y los suyos desenclaven a Jesús y le proporcionen sepultura.

Finaliza la representación con la escena de la Resurrección, en la que la sorpresa acaba de dejar boquiabierto al público que ha permanecido contemplando una representación que llega a alcanzar las dos horas y media y que finaliza con todos los participantes aupados al mismo cerro donde ahora las cruces están ya vacías y hasta donde llegan los atronadores aplausos con que se premia a quienes han ofrecido, y además gratis, una magnífica representación sobre la que sólo nos resta felicitar a cuantos cueveños tienen puesta en ella tantas y tantas ilusiones y de los que hay que decir que no lo harían mejor actores profesionales, porque ellos no sólo ponen en ellos su trabajo y esfuerzo sino el sentimiento más sincero que hace que cada uno de ellos dé vida al conjunto de la obra.

Ricardo Cañabate WEB DE BAZA
SÁBADO, 11 DE ABRIL DE 2009



DESCENDIMIENTO DE JESÚS

DESPEDIDA DESDE EL GÓLGOTA

No hay comentarios: