EL AGUA ESTÁ DORMIDA EN EL MAR DEL NEGRATÍN

VÍDEO DE NUESTRA SEMANA SANTA VIVIENTE

SELECCIÓN DE IMÁGENES EN MAR DEL NEGRATÍN

ORIGEN DE MIS VISITAS

CALENDARIO CUEVEÑO DE EVENTOS Y ACTIVIDADES

sábado, 23 de mayo de 2009

LA HISTORIA DE NUESTRA SEGREGACIÓN

PARA VER LAS FOTOGRAFÍAS A TAMAÑO PANTALLA, PULSA SOBRE ELLAS


La historia de la segregación de Cuevas del Campo comienza realmente el día 12 de mayo de 1977. Ante las exigencias, por parte del Ayuntamiento de Zújar, para la instalación de contadores de agua potable en las viviendas de Cuevas, sin estar aún acabadas las obras, cortándole el suministro a quien pusiera alguna objeción, generó una fuerte protesta popular que desembocaría en una asamblea, que se celebró en el patio de las escuelas, donde, en pleno ejercicio democrático, se le piden explicaciones al Ayuntamiento, en las personas del alcalde, don Julio Navarro Rull, y del secretario del mismo, don Marcelino, quienes presionaron al alcalde pedáneo, don Ramón Vico, para que los vecinos pagaran el enganche. De la asamblea general se desbancó la pedanía y se creó una Comisión de Vecinos nombrada por el pueblo, en la que figuraban, don José V. Hortal Ruiz, como alcalde pedáneo, y 20 vecinos más, junto a varios colaboradores, que coordinarían y actuarían de motor en el proceso de segregación.


La Comisión de Vecinos estuvo formada por estos señores: Juan José Álvarez Fernández, Joaquín de la Torre García, Antonio Estebané Heredia, Gregorio Fernández Cruz, José Manuel Fernández Espinar, José Fernández Medina, Carmelo Fuentes Martínez, Ángel García Tamayo, Serapio Martínez Olivares, Amador Medina Hortal, Eloy Montellano Fernández, Manuel Peláez Fernández, Pedro Pérez Martínez, Antonio Pérez Pérez, Andrés Prieto Martín, Amador Rodríguez Ruiz, José Ruiz Martínez, Augusto Rull Rodríguez, Ángel Vilar Arenas, Miguel Vilar Sánchez.

En sesión, 9 de enero de 1978, se comunica a José Fernández Medina, miembro de la Comisión de Vecinos, su cese, por no acudir a las reuniones de la misma, quedando reducida ésta a l9 vecinos.

La citada Comisión de Vecinos hizo una campaña de recogida de firmas por todas y cada una de las casas del pueblo en apoyo de la segregación, siendo unánime la respuesta a favor de la misma. Se busca en Granada a un abogado que asesore, recayendo esa responsabilidad en don José Cardona Martín. El 23 de noviembre se presenta en el Ayuntamiento de Zújar un escrito solicitando la segregación, avalado por las firmas recogidas, siendo rechazado por la Corporación municipal que gobernaba entonces el Ayuntamiento de Zújar, al no reconocer dichas firmas.

La Comisión de Vecinos, al no estar de acuerdo con la actuación del abogado contratado, lo cesa, convencidos de que no es la persona adecuada para llevar a cabo la misión encomendada.


A raíz de todo esto, se contrata a don José Antonio Gallego González, abogado de Madrid, que en mayo anterior ya había segregado a un pueblo de Tarragona (Deltebro), quien inicia el expediente de segregación el día 16 de enero de 1979.

Este abogado le da un giro radical a la forma de dirigir el proceso. Contrató a un notario, don José Andújar Andújar, y para evitar las razones que antes esgrimió el Ayuntamiento de Zújar para rechazar las firmas, se vuelve a repetir la recogida de las mismas, pero ahora ante notario. La respuesta del pueblo volvió a ser masiva.

A partir de ahora se inicia un periodo de un año, concretamente hasta el 15 de febrero del año siguiente, en el que formalmente se entrega la solicitud de segregación en el Ayuntamiento de Zújar, con petición y recopilación de documentación en múltiples organismos, documentos que darán soporte funcional y jurídico a dicha petición.

Posteriormente, el día 10 de mayo, cinco miembros de la Comisión, acompañados por el abogado, junto con el Alcalde de Zújar y el Secretario del Ayuntamiento, visitan al gobernador civil de Granada, don Luis Sánchez Harguindey Pimentel. Allí hubo una fuerte polémica entre los de Zújar y los de Cuevas, teniendo que poner orden el Gobernador, quien no dio muchas esperanzas de que pudieran continuar los trámites de segregación, pero sí se comprometió a visitar Cuevas del Campo en lo sucesivo.

La visita tuvo lugar el día 8 de noviembre de 1979, siendo recibido por la Comisión de Vecinos, la Corporación del Ayuntamiento de Zújar y otros invitados, como autoridades de Pozo Alcón y Freila.

El Gobernador quedó impresionado ante la unión de todo un pueblo y al ver el parque de maquinaria agrícola con que contaba Cuevas, que estaba expuesto en la plaza. Este hecho sirvió para hacerle ver que se podía mantener un equilibrio económico si se contaba con un ayuntamiento propio. La gente se manifestó con pancartas, en algunas de ellas se podía leer Tenemos pan y trabajo, queremos segregación. En dicha visita hubo otra disputa entre los de Zújar y los de Cuevas, teniéndose que poner orden.

Al finalizar la reunión extraordinaria de la Comisión de Vecinos, presidida por el Gobernador Civil, éste recorre el pueblo y los campos, mostrándose satisfecho con la red de canalizaciones y carreteras con las que cuenta Cuevas.

Por fin, una vez completado el expediente y listo para su presentación, se reúne la Comisión de Vecinos, el día 12 de febrero de 1979, dando el visto bueno al mismo y acordando su presentación, que tendría lugar tres días después, siendo pues el inicio oficial y formal de su andadura, que terminaría con la aprobación en Madrid, el 21 de noviembre de 1980.

Ante las elecciones municipales que se avecinaban, la Comisión de Vecinos entiende que, más que nunca, hay que aunar esfuerzos en un único sentido y apoyar a una sola candidatura, independiente de siglas políticas, y aprovecharse de la ley electoral que favorece a la lista más votada y así intentar, que el próximo alcalde sea un vecino de Cuevas.

Ya habían sido legalizados los partidos políticos y la Comisión tiene conocimiento de que en Zújar se van a presentar tres listas (UCD, PSOE y PCE) y era de esperar que los votos se repartieran entre ellas. Si en Cuevas se presentaba una sola lista en la que confluyeran todos los votos, se obtendría mayoría suficiente para gobernar el Ayuntamiento de Zújar.


Pero la consecución de tal objetivo no fue fácil para la Comisión de Segregación, pues la unidad de criterios, la cohesión y el caminar juntos, que habían sido su nota característica, se rompe ahora; y la defensa de las diferentes opciones políticas, relegadas hasta entonces, junto con las aspiraciones personales a figurar en las listas municipales, surgen con toda su virulencia, creándose posturas enormemente encontradas e irreconciliables. Las reuniones se viven con una intensidad enorme y hay momentos de bastante tensión.

Se presentan varias listas al Ayuntamiento, en las que participan tanto miembros de la Comisión como personas externas a la misma, y todas con la pretensión de imponerse sobre las otras. Después de múltiples reuniones, con los nervios a flor de piel, se impone el sentido común y vuelve a prevalecer la idea primitiva: una sola lista independiente.

El 20 de marzo de 1979 se realiza, desde el inicio del proceso, la segunda reunión general con todo el pueblo; en la misma se informa, en primer lugar, de la presentación del expediente en el Ayuntamiento de Zújar y de su estado de tramitación; después, Pepe Hortal se despide como Alcalde Pedáneo y hace balance de su gestión. Por último, se informa del proceso electoral que se avecina, se exponen las razones por las que todos los cueveños deben apoyar a la lista que se presentaba, para así poder ser mayoría en el Ayuntamiento de Zújar, dándose lectura a dicha lista, que fue la que sigue: Augusto Rull Rodríguez, Amador Medina Hortal, Serapio Martínez Olivares, Carmelo Fuentes Martínez, Andrés Fernández Espinar, Joaquín de la Torre García, Eloy Montellano Fernández, Juan José Álvarez Fernández, Antonio García Mora, Antonio Estebané Heredia, José Ruiz Martínez, Gregorio Fernández Cruz, Amador Rodríguez Ruiz.

El día 3 de abril de 1979 se celebraron las elecciones municipales, refrendándose las expectativas de la Comisión, al obtenerse mayoría con 7 concejales, frente a los 6 de Zújar, siendo elegido alcalde don Augusto Rull Rodríguez, vecino de esta pedanía, junto con los concejales: Serapio Martínez Olivares, Joaquín de la Torre García, Eloy Montellano Fernández, Andrés Fernández Espinar y Amador Medina Hortal. Este hecho le va a dar un gran impulso a las pretensiones de Cuevas, pues de tener un Ayuntamiento hostil que ponía multitud de trabas, se pasa a otro que se identifica con la justicia de la segregación y empieza ya a tomar diversos acuerdos que impulsan su marcha.

No terminó aquí el proceso sino que se prolongó algunos años más como consecuencia de los diferentes recursos contra el mismo presentados por los zujareños. Así, el 27 de noviembre de 1981, y previo acuerdo de la Comisión de Vecinos, se acuerda presentar un escrito en el Ayuntamiento de Zújar, interesando la más rápida ejecución del Real Decreto 2196/1980, de 21 de noviembre, por el que se acuerda la constitución del nuevo municipio de Cuevas del Campo y designando a tres de sus miembros (Pepe Hortal en calidad de Presidente, Ángel Vilar en calidad de Vicepresidente y Andrés Prieto en calidad de Secretario) al objeto de que redacten y suscriban con otros tantos comisionados del Ayuntamiento de Zújar el documento definitivo de división de territorios, bienes, derechos y obligaciones entre ambos municipios.

En el pleno, 5 de agosto de 1981, se rechaza un escrito presentado por los seis concejales de Zújar, en el que piden que no se ejecute el Real Decreto de Segregación ni se realice acción alguna al respecto. En cambio, sí que se aprueba, en dicho pleno, el escrito presentado por el abogado, don José Antonio Gallego, en el que manifiesta la competencia que tiene el Ayuntamiento para la ejecución del citado Real Decreto. En consecuencia, se realizan los trámites en él expresados, en orden de que, a partir del primer día del próximo ejercicio de 1982, pueda desarrollar todas sus competencias el nuevo municipio de Cuevas del Campo.

El día 19 de marzo de 1982, se produce la primera reunión plenaria del Ayuntamiento de Cuevas del Campo tras su segregación de Zújar, con motivo del nombramiento de la gestora que ha de regir el Ayuntamiento hasta que se constituya éste por los cauces normales ordinarios (elecciones municipales); el acto tiene lugar en el salón del Suave, y algo que debiera haber sido un acto de unión y alegría, por culminar lo que con tanto ahínco se había pedido, resulta deslucido y con profundas divisiones, tanto entre los miembros de la Comisión de Vecinos como entre los componentes de la gestora y el público en general. El andar unidos de la Comisión se vio entorpecido con la política en ella introducida. Y así, con motivo de la citada gestora, nombrada al efecto por la Diputación, surgieron enormes diferencias entre los grupos mayoritarios de entonces (UCD y PSOE); se reciben, en repetidas ocasiones, las visitas de los diputados provinciales, en representación de los partidos antes citados (Emilio Robles y Juan Hurtado, respectivamente); el resultado fue que no se respetó íntegramente la lista propuesta en el expediente de segregación. En consecuencia, la división se acentúa y las relaciones se tornan tensas y encontradas, trascendiendo muchas veces al ámbito estrictamente político.

El 19 de enero de 1982 se constituye, en sesión extraordinaria, la Comisión Gestora que regiría el Ayuntamiento de Cuevas del Campo hasta la celebración de elecciones municipales; desde este momento se inicia el caminar del citado Ayuntamiento y el Alcalde y los concejales cueveños en el Ayuntamiento de Zújar lo abandonan y se vienen para formar el de Cuevas. Y entre profundas discrepancias, que son reflejo de las vividas en 1979, se constituye la Corporación formada por Augusto Rull Rodríguez, Amador Medina Hortal, Carmelo Fuentes Martínez, Andrés Fernández Espinar, Eloy Montellano Fernández, Antonio García Mora, Serapio Martínez Olivares, Joaquín de la Torre García, Gregorio Fernández Cruz, Juan José Álvarez Fernández y Antonio Pérez Pérez.


Con las posturas enfrentadas se efectúa la votación para la elección del alcalde,mediante papeleta secreta. El correspondiente escrutinio proclamó, también, como Alcalde Presidente del Ayuntamiento de Cuevas a don Augusto Rull Rodríguez con seis votos, en contra de los cinco que obtuvo don Gregorio Fernández Cruz.

Esta Corporación fue sustituida por la que salió de las primeras elecciones municipales celebradas en este Municipio. A dichas elecciones (periodo que abarca desde 1983 hasta 1987), celebradas el día 8 de mayo de 1983, concurren tres listas de candidatos (PSOE, Agrupación de Electores Independientes, AP). Finalizada la votación se realizó el escrutinio correspondiente, con el siguiente resultado: PSOE (507 votos) 5 concejales, AEI (485 votos) 4 concejales y AP (200 votos) 2 concejales. El día 22 de mayo, a las 11 horas, se constituye la nueva Corporación que regirá el Municipio hasta junio de 1987 y que estuvo formada por los siguientes concejales: Antonio Pérez Pérez, José Manuel Martos Guevara, Joaquín de la Torre García, Jesús López Martínez, Jesús Peláez Fernández, Francisco Alcaría Gómez, José Vicente Hortal Ruiz, Andrés Fernández Espinar, Antonio Miguel de la Torre Hita, Juan José Ruiz Medina y José Antonio García Orozco. Se procede a la votación para elegir alcalde, saliendo elegido Antonio Pérez Pérez, con los 4 votos de los concejales independientes y los 2 de Alianza Popular, fruto del pacto entre Independientes y AP, quedando, José V. Hortal Ruiz, con los 5 votos de los concejales socialistas, en la oposición.

En las elecciones de 1987 (periodo comprendido entre el 30 de junio de 1987 y el 15 de julio de 1991) concurren las siguientes candidaturas: AEI, PSOE, PA, AP. De los 1896 electores censados ejercen su derecho al voto 1348, resultando 8 papeletas nulas, 4 en blanco y el resto válidas, distribuidas de la siguiente manera: Agrupación de Electores Independientes (855 votos) 8 concejales, PSOE (351 votos) 3 concejales, Partido Andalucista (84 votos) 0 concejales, Alianza Popular (46 votos) 0 concejales.


En consecuencia, es elegido alcalde Antonio Pérez Pérez con 8 votos. Y lo que se presumía iba a ser una legislatura tranquila, dada la aplastante mayoría obtenida por la Agrupación de Electores Independientes, no fue tal por las disensiones que surgen en el seno del equipo ganador, que les llevan a presentar una moción de censura y la posterior dimisión del Alcalde, con lo que nos encontramos con una legislatura en la que la Alcaldía es compartida por Antonio Pérez Pérez y José Antonio García Orozco.

En el Pleno celebrado el día 22 de junio de 1988, se da cuenta de la auditoría, efectuada por la Excma. Diputación Provincial que, en sus conclusiones, dice textualmente:

La situación económica del Ayuntamiento es lamentable y para poder superarla debe gestionar con diligencia los créditos a su favor. Entre tanto y, en la medida en que esto no sea suficiente, deberá reducir sus gastos a los estrictamente indispensables, al tiempo que aumentará la presión fiscal hasta los límites tolerables legalmente establecidos.

El Ayuntamiento puede exigir a los responsables de esta situación las responsabilidades a que hubiere lugar a tenor de lo dispuesto en el art. 60 del Texto Refundido.

En el Pleno del día 5 de diciembre de 1989, se produce la dimisión del alcalde Antonio Pérez Pérez, accediendo a dicho cargo, José Antonio García Orozco, que ocupaba el segundo puesto en la lista más votada.

El 26 de mayo de 1991 (periodo que abarca desde 1991 hasta 1995), se celebran nuevas elecciones locales, a las que concurren cuatro listas: Unidad Granadina, Agrupación de Electores Independientes, Partido Socialista Obrero Español y Partido Popular. Celebradas las elecciones y realizado el correspondiente escrutinio, éste arrojó el siguiente resultado: PSOE (628 votos) 6 concejales, Unidad Granadina (444 votos) 4 concejales, AEI (160 votos) 1 concejal, PP (20 votos) 0 concejal. Por lo tanto, los concejales electos fueron: Joaquín Heredia Ruiz, Frutos Pérez Vilar, Inmaculada López Jiménez, Jesús Carmona Moreno, José García García, Serafín Martínez Martínez, José Antonio García Orozco, Francisco Alcaría Gómez, Amador Medina Hortal, Fernando Martínez Molina, Julia Thomas Barceló. El día 15 de junio de 1991, se constituye la nueva Corporación, siendo elegido alcalde Joaquín Heredia Ruiz, con los 6 votos del Partido Socialista.

El día 17 de junio de 1995 (periodo que abarca desde 1995 hasta 1999), se celebra sesión extraordinaria de constitución de la nueva Corporación. A estas elecciones concurrieron tres listas (PSOE, PP y FADI), con el siguiente resultado: PSOE 4 concejales, PP 4 concejales, FADI 3 concejales. Los concejales electos en esta ocasión, fueron: Joaquín Heredia Ruiz, José Antonio García Orozco, Frutos Pérez Vilar, Francisco Alcaría Gómez, Filomena Lozano Sáinz, Jesús Carmona Moreno, Aurora Arredondo Sánchez, Antonio Pérez Pérez, Luis Martínez Torregrosa, Rosario Blánquez Arredondo y Manuel López Mesas. La coalición PSOE-FADI proclamó alcalde a Joaquín Heredia Ruiz con 7 votos, frente a los 4 que obtuvo Antonio Pérez Pérez (Partido Popular).

A las elecciones locales celebradas el 13 de junio de 1999 (periodo que abarca desde 1999 hasta 2003) concurren tres candidaturas (PSOE, PP y PA). De los 1872 electores censados, ejercen su derecho al voto 1334, el 71,26 % , resultando 9 papeletas nulas, 15 en blanco y el resto válidas, distribuidas de la siguiente manera: Partido Socialista Obrero Español (749 votos) 7 concejales, Partido Popular (376 votos) 3 concejales, Partido Andalucista (195 votos) 1 concejal. A tenor de los resultados obtenidos los concejales electos fueron: Frutos Pérez Vilar, Filomena Lozano Sáinz, José Manuel Gámez Salas, Francisco Javier Martínez Arredondo, Antonio Moreno Lozano, Jesús Carmona Moreno, Ana Vanesa Navas Rodríguez, Antonio Pérez Pérez, Luís Martínez Torregrosa, Antonio Hortal Pérez, Inmaculada López Jiménez. El día 3 de julio se constituye la nueva Corporación, siendo elegido alcalde Frutos Pérez Vilar, por mayoría absoluta.

A las elecciones locales celebradas en mayo de 2003 (periodo que abarca desde 2003 hasta 2007) se presentan tres listas: PSOE, PP y PA. De los 1718 electores censados, ejercen su derecho al voto 1288, resultando 4 papeletas nulas, l8 en blanco y 1284 válidas, distribuidas de la siguiente manera: Partido Socialista Obrero Español (621 votos) 6 concejales, Partido Popular (408 votos) 3 concejales, Partido Andalucista (237 votos) 2 concejales. Según los resultados obtenidos los concejales electos fueron: Frutos Pérez Vilar, José Manuel Gámez Salas, Olga Manzano Pérez, José Mª de la Torre Sánchez, Julia Ortiz Salazar, Jesús Carmona Moreno, Carmen Cruz García, Francisco Belmonte Fuentes, Mª José López Domene, José Antonio García Orozco, Filomena Lozano Sáinz. El día 9 de junio de 2003 se constituye la nueva Corporación, siendo elegido alcalde Frutos Pérez Vilar, con los 6 votos del Partido Socialista.

El día 27 de mayo de 2007, se celebran nuevas elecciones, que tendrán vigencia hasta el 2011, que vuelvan a convocarse. A las mismas concurren tres listas de candidatos: PSOE, PP y PA. De los 1693 electores censados, ejercen su derecho al voto 1344, el 81,23 % , resultando 3 papeletas nulas, 3 en blanco y 1338 válidas, repartiéndose los votos de la siguiente manera: PSOE (619 votos) 5 concejales, PP (406 votos) 3 concejales, PA (313 votos) 3 concejales. A tenor de los resultados, la Corporación entrante la forman: Olga Manzano Pérez, José Manuel Gámez Salas, Ana Vanesa Navas Rodríguez, José Mª de la Torre Sánchez, María Trinidad Requena Martínez, Ramón Mancebo Marín, Francisco Daniel Jiménez Montoya, Ángel Pulido Andrade, José Manuel Fernández Rodríguez, Mª Piedad Vico Fernández, Antonio Miguel Martínez Milán. El día 16 de junio se constituye la nueva Corporación, siendo elegido alcalde Ramón Mancebo Marín (del Partido Popular), fruto del pacto entre PA y PP, que formarán equipo de gobierno hasta las elecciones del 2011.

Nuestro agradecimiento más sincero a este grupo generoso de cueveños -a los que están con nosotros y a los que se nos fueron para siempre-; su gran gesta inolvidable y escrita en letras de oro en la historia de los pueblos no la olvidaremos nunca.
Que sirva este recuerdo -fotos y textos- el mejor mensaje y ejemplo de unidad social y grandeza para todas las generaciones venideras.

TEXTO: Andrés Prieto, Francisco Alcaría, Joaquín Hortal y Granada Costa.

FOTOGRAFÍAS: Cedidas por José Manuel Fernández

No hay comentarios: