EL AGUA ESTÁ DORMIDA EN EL MAR DEL NEGRATÍN

VÍDEO DE NUESTRA SEMANA SANTA VIVIENTE

SELECCIÓN DE IMÁGENES EN MAR DEL NEGRATÍN

ORIGEN DE MIS VISITAS

CALENDARIO CUEVEÑO DE EVENTOS Y ACTIVIDADES

viernes, 1 de junio de 2012

LAS RUINAS DEL MOLINO DE PEPE EL MOLINERO Y DOLORES HORTAL

EL MOLINO DE PEPE EL MOLINERO Y

...DOLORES HORTAL, SU ESPOSA (Fallecidos)
LA EXUBERANTE VEGETACIÓN QUE HOY CUBRE SU ENTORNO

VISTAS DEL VIEJO MOLINO...

... LLENO DE AÑORANZA, RECUERDOS E HISTORIA CUEVEÑA


“Poco después pusimos panadería en el molino pero en la guerra se acabó to. Después subía yo a casa de mi cuñá Ana, la de Ramón el Culto, que vivía ahí en Cantarranas, donde ahora vive la Basi”. Recuerdo que iba ella en mi burra a por la harina y bajaba después el pan para nosotros y mis hijos. Entonces había hornos en muchas casas. Cuando vivía en el molino subía yo también al pueblo cómo de visita. Nos estábamos un día y luego pa bajo otra vez”.

CADA IMAGEN NOS LLEVA AL PASADO, LLENO DE...

...TERNURA, AMOR Y TEMORES

CADA LADRILLO, CADA PIEDRA, CADA RINCÓN...

“Los domingos subíamos a la iglesia en bestias y cuando mis hijos eran grandecitos se metían en las agüeras, cada uno en una. Entonces no había coches ni na de eso. ¡Ah! Y en el cortijo teníamos conejos, palomas, cerdos... allí teníamos de to entero. No había que comprar na, más que el azúcar, el arroz o el pescao, pero lo demás era to de aquí”.

RETIENE EL EMBRUJO, EL CARIÑO Y EL RECUERDO DE ESTA FAMILIA



ESTA ES LA AUTÉNTICA HISTORIA CUEVEÑA ESCRITA Y ESCONDIDA ENTRE LOS RINCONES DE LOS CAMPOS, RAMBLAS, CUEVAS O CORTIJOS DE NUESTRA TIERRA. ES AQUÍ DÓNDE SE ENCUENTRA NUESTRO PASADO Y EL CALDO DE CULTIVO DE NUESTRO FUTURO ¿PERDIDO?


La guerra civil no sólo supuso para ella si no, también, para sus coetáneos una nueva y dura fase en sus vidas, llenas de intranquilidades y malos tragos, pero Dolores siempre fue una mujer de inteligencia rápida y de ideas claras, aunque en sus adentros estén marcadas, para siempre, las cicatrices de una contienda civil ingrata y desafortunada, teniendo que hacer de un día para otro, frente al timón familiar cuando “... le tocó a mi marido irse, también, a la guerra cómo a todos los de su quinta. Yo me quedé sola con mis tres hijos”, me dice con gran entereza y una paciente serenidad digna de alabanza.

EN SU ENTORNO SE ENCUENTRA EL PASADO


“Luego me lo quitaron to, hijo mío, pasamos en un instante a ser mozos y ellos dueños, pero yo me quedé allí con mis hijos y mi suegro, hasta que la guerra terminó”.
“Como nosotros teníamos mucho, según decía aquella gente, se lo quedaron to. Ellos eran entonces los amos y se quedaron con el molino”.


AGUA, ACEQUIA Y ÁRBOLES SEGURAMENTE HAN SIDO TESTIGOS DEL MISTERIO DE NUESTRAS GENTES DURANTE UN SIGLO. SI TE ACERCAS ALGÚN DÍA A ESTE LUGAR OIRÁS EL CANTO DEL AGUA SALTARINA BAJANDO POR LA MISMA ACEQUIA; DEL RUISEÑOR O DEL VIENTO CRUZÁNDOSE ENTRE LAS HOJAS DE LOS CAÑAVERALES O DEL VIEJO ROBLE, VIGÍA ETERNO DEL MOLINO DE PEPE Y DOLORES, COMO SIEMPRE.

CUÁNTAS PERSONAS BUSCARON PAN, COBIJO O AMISTAD EN ESTE RINCÓN CUEVEÑO TAN ENTRAÑABLE

“Cuando terminó la guerra vinieron muchos refugiaos de por ahí. A nosotros nos vinieron ocho y los mandamos arriba, a la cueva que teníamos. Allí estaba la matanza, el azaite y to. Entonces les dijimos: aquí hay comida pa tos, comer de lo que queráis.
Al poco tiempo se fueron yendo y sólo nos quedó un matrimonio con dos hijos, que se hicieron cargo de la tierra y la trabajaron hasta que se fueron. Eran de un pueblo de Granada que le decían Cijuela” .
(Encuentros con Dolores Hortal La Gente Güena, capítulo 18).
Texto: "La gente güena de Cuevas del Campo, 2002"

Fotografías: Víctor A. Martínez de la Torre

2 comentarios:

Nancy dijo...

Me queda un como nudo en la garganta... Es como un viaje a Macondo. Excelente texto

victoria dijo...

Gracias ,gracias de verdad has dado en todo lo que amo,naci en ciudad pero mis abuelos me enseñaron a amar el campo,de echo reuno desde bien joven todo lo relacionado con ello.lo vivo,gracias por este viaje maravilloso y esas fotos en blanco y negro..Con cariño Victoria