EL AGUA ESTÁ DORMIDA EN EL MAR DEL NEGRATÍN

VÍDEO DE NUESTRA SEMANA SANTA VIVIENTE

SELECCIÓN DE IMÁGENES EN MAR DEL NEGRATÍN

ORIGEN DE MIS VISITAS

CALENDARIO CUEVEÑO DE EVENTOS Y ACTIVIDADES

viernes, 6 de noviembre de 2009

NUEVA EDICIÓN DE MI LIBRO "LA GENTE GÜENA DE CUEVAS DEL CAMPO"



EDITADA

SEGUNDA EDICIÓN (6 NOVIEMBRE 2009)




Al poner en marcha esta singular serie de relatos cortos o encuentros -(12 de agosto de 2002)-, “La Gente Güena”, su primer libro, y que esperemos que no sea la última, el autor me sugirió que le hiciera una pequeña introducción “... será sólo para los amigos. Unos cuantos ejemplares.” -recuerdo que me dijo-. Pues bien, me alegro de que no hayan sido sólo unos cuantos ejemplares, y de que vayan a cubrir un círculo mucho más amplio que el meramente afectivo, porque no me ha supuesto ningún compromiso ya que durante el tiempo, corto, que se hace su lectura, nos adentra en la “esfera del saber” que es el fiel reflejo de las cuestiones humanas de los personajes y que desfilan con todo descaro por los relatos.

Unos cuantos ejemplos contados como anécdotas, pero que sin embargo reflejan el sentir de acontecimientos a los que el autor no puede ni quiere renunciar. No es bueno renunciar a la memoria, y menos aún a la memoria histórica; a la del tiempo vivido me refiero. A esa que hace posible que los hechos y sus gentes conformen un todo cultural, capaz de dar identidad propia a colectivos muy pequeños: familias, pueblos, comarcas...

No soy “cueveño”. Sólo he estado en Cuevas del Campo cuatro veces. Pero me siento como W. Whitman cuando decía “... Este es mi pueblo y yo soy uno de sus ciudadanos. Todo lo que interesa a los demás, me interesa a mí.”

El mundo maravilloso de los sentimientos no obedece a credos ni dogmas, por eso espero que nadie se sienta ofendido porque un “extraño” como yo entrara, un día, en la taberna de Pepe el Suave, o sienta ya como propio “El Drama de Pasión, Muerte y Resurrección “, (La Semana Santa Viviente) o la Banda de Tambores y Trompetas de Eloy Montellano rompiendo en la noche del Viernes Santo.

F. Rodríguez Espinar.


Si estás interesado en solicitarme algún ejemplar ...


JUAN JOSÉ "EL BOTICARIO" Tiene el sabor agridulce de las primaveras cueveñas, la madurez del verano, el aroma concentrado de la fruta madura de otoño y el calor hogareño de las gélidas noches de invierno".
ANTONIO GARCÍA MARTÍNEZ: “Es discreto, llano e inteligente. Me fascina descubrir su variedad de intereses intelectuales tanto como su vida sencilla y depurada junto a su familia y amigos. Transmite cuando estás a su lado, en la liga o paseando, en esas noches estrellada de estío esa serenidad que da la edad y te embriaga".
ANTONIO " MAÑAS": "Con seis o siete años se vino de Zújar a nuestras Cuevas porque "... entonces aquí había mejores medios de vida". Lo recuerda como si todo hubiese sucedido ayer mismo, como si ochenta y dos años se hubiesen volatizado en un abrir y cerrar de ojos".
BELÉN PÉREZ: "La sonrisa en sus labios y la simpatía en su cara son los hechizos para conquistar la atención de sus amistades. Estar a su lado, aunque sea sólo unos instantes, es no parar de reír, cuente lo que cuente; una terapia de la que hoy día necesitamos todos los mortales para seguir navegando por esta vida de nervios y prisas".
CAMILO SORIA: "Un pozo de sabiduría. Haciendo presente el pasado con una nitidez que asombra a propios y a extraños. Así es hoy día Camilo Soria Rodríguez "Camilo" para todos los cueveños”.
ELOY MONTELLANO: " Almacena en su memoria todos los momentos vividos en este querido pueblo y además los recuerda con un cariño y una nitidez que harían a más de un lector vivir por un instante, su juventud o su niñez como si se tratase de ayer mismo”.
GREGORIO " EL LOCO": " Disfruta plenamente de la vida como nadie, con sus cinco sentidos, con su inteligencia siempre práctica o con sus sentimientos profundos. Por eso la música le ha dado a lo largo de la vida de todo: afición, amigos, riqueza y paz interior y cómo no? ganas de transmitirla a los demás. Prueba de ello fue el origen del conjunto Los Sorix”.
FRANCISCO "JALIRÓN: " Te meten en el corazón de sus propias vivencias sin que te des cuenta, mientras te habla con esa naturalidad y sencillez que asombra a propios y extraños, como si setenta años no hubiesen pasado nunca".
JOAQUÍN " CHINGARA": "Es una de esas personas que te gustaría tener siempre a tu lado y no sólo para escuchar viejas canciones surgidas de las cuerdas de su laúd o guitarra sino para oírle contar, con todo detalle, anécdotas del pasado como si fuesen historietas de Roberto Alcázar y Pedrín, llenas de ternura, nostalgia y sonrisas”.
LA TÍA MARÍA DE LOS TOMATES: “Tiene el encanto de las hadas de los bosques. Valiente y atrevida algunas veces, dicharachera y llena de simpatía siempre. Todo lo que dice y hace te cautiva. La mente abierta, como debe ser, más bien tirando a rebelde, con una inteligencia intuitiva, que no lógica, nada se le escapa. Muy pegada al pasado, a sus recuerdos sentimentales, a su infancia, a sus padres, a los suyos...".
MARÍA CORRAL PÉREZ: "Tiene el don de la simpatía y cuando te acercas a ella aparece la sonrisa en sus pupilas. De palabra precisa y sin gritos, - como debe ser- el ademán contenido, la inteligencia clara y el espíritu constructivo; por eso su entorno aparece, casi siempre, lleno de sentido común”.
PEPE " EL SUAVE ": "Siempre ha sido un hombre sencillo, llano y castizo, irradiando esa ironía sana y cachonda, que permite muchas veces al forastero nadar en la ambigüedad, bajo la mirada socarrona de los presentes”.
PEPITA BASTIDAS: "Nació el trece de abril de mil novecientos cincuenta y uno en La Posá de Puerta Real, me dice con orgullo. Un lugar emblemático de nuestro pueblo donde por suerte o desgracia, hoy mismo, sólo queda un gran montón de escombros, que seguramente esconden, entre el silencio de sus piedras, más de un trato, más de un sueño utópico, perdidos en el silencio de su entorno”.
PASTORA RUIZ SÁNCHEZ: "Bondad, dulzura, simpatía..., junto a la frescura de sus ya muy lejanos años jóvenes, que inviernan aún con toda nitidez y lozanía en sus adentros, se van desbordando con toda serenidad por los torrentes de reflejos claros y cristalinos que manan generosamente de sus pupilas transparentes. Y de corona, toda una centuria completa, preñada de ricas vivencias adheridas a su vida y plenas todas de ternura, cariño y sobre todo, un amor inmenso a sus ancestros y a su tierra”.
DOLORES HORTAL MONTOYA: " siempre porta dentro de sí con dignidad y decoro, sus muchas vivencias que lenta y pausadamente ha ido siempre, enjugando y enriqueciendo su vida de buenos y malos ratos, hasta convertirla en un pozo de sabiduría, en un manantial de sapiencia popular desde hace varias generaciones. Por eso siempre supo y pudo estar serena ante la adversidad y los malos tragos, que de vez en cuando da la vida, refugiándose especialmente en su familia a la que verdaderamente quiere y adora”.
MARÍA DOLORES GARCÍA HIDALGO: "Esconde bajo su mirada la ternura maternal y la ilusión de la vida. Tiene la memoria limpia, clara y fresca como las cristalinas aguas de las lluvias de invierno arremansadas en el Negratín. De relato largo, ordenado, profundo y detallista. De extraordinaria mesura hasta el punto que te hace vivir fácilmente, de cerca, sus sueños, vivencias y quimeras como si tú fueses su propia sombra”.
PASTORA RUIZ NOGUERA: “ Emocionalmente es mucho más sensible de lo que aparenta, por eso adora a su familia y conserva, desde siempre, las amistades de sus años jóvenes. Leal hasta la médula porque le sale de dentro. Tiene una mente original, clara e innovadora que hacen de ella, naturalmente, una mujer apasionante y rica en recuerdos y nostalgias pasadas, con una memoria que llama inmediatamente la atención. Lo recuerda todo con suma nitidez, a pesar de que muchos de sus recuerdos se remontan a los “felices años veinte”.

1 comentario:

Manuel dijo...

Enhorabuena por la nueva edición.
Yo descubrí este libro en casa de mis padres y tras leerlo lo tengo en mi biblioteca para enseñarselo a mis hijos, cuando sean mayores.

Felicidades Antonio. Estás haciendo mucho por Cuevas del Campo
Un saludo desde Alcaudete