EL AGUA ESTÁ DORMIDA EN EL MAR DEL NEGRATÍN

VÍDEO DE NUESTRA SEMANA SANTA VIVIENTE

SELECCIÓN DE IMÁGENES EN MAR DEL NEGRATÍN

ORIGEN DE MIS VISITAS

CALENDARIO CUEVEÑO DE EVENTOS Y ACTIVIDADES

sábado, 17 de abril de 2010

PASION POR CUEVAS DEL CAMPO

“Cañadas de fértiles tierras

pantanos de aguas claras
pinares en las sierras
alcaparras en las ramblas.

Mi pueblo refleja en la espuma
su belleza enamorada
en el agua y en la luna
en las hojas y en el alma.”

(Antonio V. Martínez. Pasiones)

CRUCIFIXIÓN EN EL GÓLGOTA

POR FAVOR, NO NOS DEJES MORIR (DIMAS)

JOSÉ DE ARIMATEA CAMINO DEL GÓLGOTA

ENTIERRO DEL NAZARENO

Hace diez años, nuestro pueblo comenzó a convertirse como por arte de magia en la Jerusalén del pasado, alcanzando metas inigualables: La “DECLARACIÓN DE FIESTA DE INTERÉS TURÍSTICA NACIONAL DE ANDALUCÍA” nunca en España se había concedido tal galardón a ninguna población con sólo cuatro años de representaciones. Ahora más de cien mil personas han pasado por nuestro pueblo como espectadores.
Acabamos de celebrar la X edición de nuestra Semana Santa Viviente, con la participación de centenares de cueveños actores, actrices, figurantes, técnicos aficionados y colaboradores. Más de diez años intensos de trabajo, preñados de esfuerzos y sacrificios; trabajando unidos todos, cada uno en su grupo, con un único objetivo: promocionar nuestra localidad y su Semana Santa. ¡Y a fe que lo hemos conseguido entre todos! Y aquí está el milagro cueveño.
Prueba de ello, este año, han sido las emisiones de TVE en su programa “ESPAÑA DIRECTO” y las de CANAL SUR en “ANDALUCÍA DIRECTO” el pasado Viernes Santo desde nuestro “Gólgota” retransmitiendo las imágenes de nuestra Pasión a medio mundo.
Los talleres de costura, sin contar prácticamente con medios materiales ni dinero. Un grupo maravilloso de sacrificadas mujeres consiguió elaborar y confeccionar, con imaginación, un vestuario fielmente parecido al de hace dos mil años, echando muchas veces mano de cortinas, colchas y otras veces rastreando todos los mercadillos de los alrededores para poder dar con las telas más adecuadas para cada tipo de personaje, consiguiendo como publicó ABC “..un vestuario brillante”.
Los equipos técnicos, un verdadero trabajo de titanes, sacando tiempo, siempre, milagrosamente, de donde no lo había. Ha sido increíble su labor pues siempre, todo estuvo a tiempo en su momento justo. Un trabajo digno de elogio. Se solucionaron todos los problemas que iban surgiendo, con gran profesionalidad.
El equipo de sonido situó estratégicamente y con perfección sus equipos en tres puntos diferentes del recorrido de la Pasión, para poder llevar con la mayor calidad la música a las diferentes escenas, sin que nadie ni nada se privase de unos momentos musicales únicos y espectaculares.
¿Y las actrices, actores, figurantes y la banda de tambores? Impresionantes todos, se integraron rápidamente en un único y verdadero equipo de interpretación. Consiguieron lo que nadie imaginó, lo que nadie esperaba, transportando, levantando e izando el nombre de CUEVAS DEL CAMPO hasta la cúspide, justo en el momento preciso; creando y transmitiendo también maravillosos sentimientos de una profundidad y una belleza humana que más de un espectador visitante envidió, por un momento, ser uno de nosotros; hasta tal punto -pienso yo- que el pasado de nuestro pueblo terminó aquel primer Viernes Santo y nuestro futuro se inició también aquel día en la Cueva de Parejo.
Año tras año fuimos bordando una escenografía espléndida y riquísima, enriquecida notablemente con un vestuario bellísimo, una banda sonora impresionante y unos escenarios naturales de increíble belleza, que deslumbran, cada año, no sólo a todos nuestros visitantes sino también a muchos cueveños que al principio no creían lo que estaban viendo.
Gracias de corazón a todos estos equipos de trabajo, porque unidos, entre todos, hicimos llorar, sufrir y profundizar también ¿por qué no? en esos personajes de nuestra Pasión, haciéndolos más humanos y cercanos para todos.
No destaco a nadie -a pesar de que hay actuaciones y trabajos que sobrepasan la perfección- porque lo más importante de todo, año tras año, ha sido la auténtica unión de un pueblo trabajando en un proyecto impresionante difícil de imitar, desde niños de corta edad -meses solamente- hasta jóvenes, adultos, padres, abuelos y bisabuelos.
Aquel lejano trece de abril de dos mil uno, hasta el pasado dos de abril, nuestra Semana Santa Viviente ha llegado a ser uno de los eventos culturales, religiosos, populares y teatrales más importantes y representativos no sólo de nuestro entorno sino de toda Andalucía, España, Europa y el mundo.
Leo Tromp, presidente mundial de la AITA (Asociación Internacional de Teatro Amateur) y amigo mío, me confirmó en su día que el conjunto de las actividades de nuestra Semana Santa Viviente: (Entrada Triunfal a Jerusalén, la Ambientación, Recuperación de Oficios, el Drama de Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús de Nazaret y el Mercado Judío) eran actividades en su conjunto únicas en el mundo del teatro y que no había nada semejante en ningún rincón de nuestro planeta. Esto ha hecho que hayamos pasado del anonimato a la grandeza en sólo una década
Por todas estas afirmaciones y por la realidad de nuestro proyecto creo que desde hace años ya forma parte de nuestras vidas, de nuestra historia y cultura.
Gracias a cuantos nos habéis ayudado a conseguirlo y hacerlo posible, porque en el fondo -creo yo- que no hemos defraudado a nadie.
Permitirme una pequeña anécdota muy personal aunque para alguno me tome por un pedante o engreído. El primer año, finalizada la representación tuve la suerte de ser el primero, como director, en subir a la loma para abrazar y felicitar a nuestros actores. Desde allí disfruté de un espectáculo impresionante; a mi alrededor, más de seis mil personas situadas, estratégicamente, en todos los rincones de Cantarranas, San Isidro y lomas circundantes.
Me impresionó tanto todo aquello que sin darme cuenta me apoyé en la cruz del Cristo crucificado; miré el horizonte y me emocioné profundamente. ¡Dios mío, cuánto quiero a este pueblo! ¡Cuánto quiero a esta gente!

PILATO Y SUS SENADORES

CAMINO DEL CALVARIO

JESÚS POR LA VÍA DOLOROSA

TERCERA CAÍDA

ENTIERRO DEL NAZARENO

LA RESURRECCIÓN

Fotografías: Víctor A. Martínez de la Torre
Texto: Antonio V. Martínez

1 comentario:

atlantida dijo...

Fascinante paseo por su bloog, bellisimas fotografias se apetece visitar esos lugares de ensueño y paz.
le dejo mi saludo cordial ymi felicitacion por su hermoso espacio.