EL AGUA ESTÁ DORMIDA EN EL MAR DEL NEGRATÍN

VÍDEO DE NUESTRA SEMANA SANTA VIVIENTE

SELECCIÓN DE IMÁGENES EN MAR DEL NEGRATÍN

ORIGEN DE MIS VISITAS

CALENDARIO CUEVEÑO DE EVENTOS Y ACTIVIDADES

sábado, 7 de julio de 2012

POEMA DEL CANTE JONDO EN EL CAFÉ DE CHINITAS, EN EL TEATRO DEL GENERALIFE

Más de ochenta cueveños -organizados por nuestro Ayuntamiento como cada año- nos desplazamos en la tarde del último viernes de julio del pasado año a Granada para ver a Cristina Hoyos y a su ballet flamenco de Andalucía en el teatro del Generalife.
Un auténtico lujo para la vista y el oído, donde la luna de estío se bañaba descaradamente desnuda y sin rubor entre las aguas del Darro que bajaban silenciosas, acariciando las murallas de la Alhambra y derramando susurros de amor y lágrimas entre sus sombras. 
El poema del cante jondo, en el Café de Chinitas es un espectáculo de gran formato de honda raíz flamenca que sin embargo aprovecha, sin traicionar su esencia, todas las potencialidades de la tecnología escénica actual.
El cuerpo de baile formado por 16 bailaores y bailaoras. La música en directo está interpretada por tres cantaores, dos guitarristas y percusión; el guión y la dirección escénica corresponden a José Carlos Plaza; las coreografías están firmadas por Cristina Hoyos, el vestuario es de Pedro Moreno y la música de Pedro Sierra.


CARTEL ANUNCIADOR

CRISTINA HOYOS

Todos nosotros sentimos las palabras de Lorca como elementos vivos que huelen, tocan, saben y se mueven. Hieren. Son palabras vivas que nacen de la preocupación, el contacto y las vivencias del poeta sobre el sonido de nuestra tierra. Intentar expresar aunque sea una mínima parte de la relación entre el Flamenco y Lorca sería obra de titanes.
El flamenco envenena a Lorca, le transforma y le lleva a las más altas cotas de la poesía. Por ello era ineludible nuestro encuentro con Poema del Cante Jondo. Entre tantos hermosísimos destacan cuatro grupos de poemas, los dedicados a las esencias del cante jondo: Seguiriya, soleá, saeta y petenera.
Y el grito de la seguiriya que “Va encadenada a un temblor de un ritmo que nunca llega”, la vieja toná de la saeta… “por la calleja vienen extraños unicornios”, la soleá, de tempo lento y desplantes expresivos y la petenera revestida de leyenda se mezclan con Tierra: Oye, hijo mío el silencio,… un silencio donde resbalan valles y ecos… La elipse de un grito va de monte a monte,…. “Tierra de luz, cielo de tierra” “Dejadme en este campo llorando…” ¡Arena del Sur caliente…”
Tierra, valles, campo, montes todo el cante jondo supura para Lorca una sola palabra: Andalucía.
Agua, que mueve, que limpia, que cambia: ¡Guadalquivir, abierto!,
¡Quien dirá que el agua lleva un fuego fatuo de gritos…!” “Una lluvia oscura de luceros fríos”… “por el agua de Granada solo reman los suspiros”…. “Como llora el agua”… “…por el río de la calle ¡hasta la mar!”
Aire, inalcanzable y protector “Sobre el olivar hay un cielo hundido…”
“Tierra de luz, cielo de tierra…” “Y al alba por el balcón, desembocó todo el cielo…”. “De España, cielo limpio y oscuro…” “viento por los caminos, brisas en las alamedas”
Y se mezclan con animales y objetos y vírgenes y dioses y hombres y como eje absoluto de esta avalancha de sensaciones: la mujer, la Parrala, la Petenera, la Lola que canta saetas, Amparo tan sola en su casa vestida de blanco, aquella que va entre mariposas negras, las muchachas ciegas que preguntan a la luna, la Soleá vestida de mantos negros o las que le lloran, las cinco gitanas vestidas de blanco… Todo y mucho más lo extiende Lorca con tanta brillantez y resplandor como el que tiende una sábana al sol.
Nosotros lo hemos concebido dentro de un café cantante “Lámparas de cristal y espejos verdes…. Y ¿cuál mejor que el Café de Chinitas donde la exhuberancia del Zorongo, el Vito, Los cuatro muleros y tantas otras… contrasta arrebatadoramente con la austeridad y la verdad del CANTE JONDO?
Cristina Hoyos y José Carlos Plaza

GRUPO DE DANZA

EL BORRACHO

CRISTINA Y SUS BAILAORES

POEMA DE LA PETENERA

EXUBERANCIA DEL ZORONGO

CAFÉ DE CHINITAS

LAS CINCO ROSAS
FOTOS
Web Ideal.es

1 comentario:

Anónimo dijo...

Miles de personas venidas del último rincon del mundo se reunen cada año para ver exponer en base flamenca la poesía de Federico con un desgarre de doloranita badduk en la música, coreografia que era divina, la expresividad del dolor y la muerte, el movimiento del escenario lo expresa todo.Lo único que echo en falta, que siendo un lugar de embrujo, no se encuentre en el recinto restos y moros, entras y todo son cipres tan selváticos,no dejen no, entrever algo tan personl recibesnonito Un fuerte abrazo. Gulle