EL AGUA ESTÁ DORMIDA EN EL MAR DEL NEGRATÍN

VÍDEO DE NUESTRA SEMANA SANTA VIVIENTE

SELECCIÓN DE IMÁGENES EN MAR DEL NEGRATÍN

ORIGEN DE MIS VISITAS

CALENDARIO CUEVEÑO DE EVENTOS Y ACTIVIDADES

viernes, 7 de enero de 2011

¡CUÁNTA POESÍA EN ESE TROCITO DE ESPACIO CUEVEÑO TAN NUESTRO!

Querida Berta, tengo las manos tan llenas de flores, de aquéllas que un día plantamos juntos en nuestro pequeño jardín de primavera, que se me caen generosamente por todas partes y debo recogerlas con rapidez antes de que se marchiten.

MAR DEL NEGRATÍN

SIERRAS DE CAZORLA Y POZO ALCÓN

LA PRESA Y AL FONDO EL DESIERTO

ISLAS DE LAS GAVIOTAS


Deseo decirte también que en esta tarde, mi inspiración brota generosa como las aguas nítidas y limpias que llegan a nuestras casas y campos desde caudalosos y cristalinos manantiales escondidos en nuestras próximas  y queridas sierras de Cazorla y Pozo Alcón, para descansar tranquilamente en nuestras cañadas  cueveñas y después en nuestro precioso mar del Negratín, y que es preciso ponerla en letras y versos, pues no sea que se las lleve el viento del olvido y se alejen de nuestro entorno para siempre.

OCASO EN EL NEGRATÍN

                       EL AGUA ESTÁ DORMIDA

¡Silencio…!

…porque el agua errante de la sierra
                       ya ha llegado,
está cansada, está dormida,
reposando en su lecho del pantano.

¡Silencio…!
Dejarla dormir tranquila,
junto a las sombras,
allí escondida.

Que nadie  hable,
que nadie narre
los oníricos sueños
de su largo viaje.

Que sea Selene,
que sea el paisaje,
quienes despierten
junto a los juncos
y que pregunten
cada mañana,
en la alborada
al sol naciente.

¡Silencio…
… yo quiero verla,
yo quiero oírla
bajar cantando,
entre las piedras!

Desde el alba se contempla,
el sonido, la luz y su transparencia,
la inmensidad de su entorno,
las caricias de solano,
los amores de las hadas
convertidos en libélulas
posándose en las aguas.

El vuelo de las águilas,
el sonido de los vientos
musicando melodías
al cruzarse entre las cañas,
muy cerca de los pinos.

La magia de las ninfas,
que provocan de elegancia descarada,
las pupilas del viajero, extasiado,
cuando mira asombrado
la grandeza del pantano.


                       ¡Silencio…!


 …silencio…
 aquí hay vida…!

 …porque el agua está dormida;
no rompáis el hechizo y su belleza,
es cosa de los dioses;
dejar que su embrujo permanezca
por los años y los siglos.

Que sus aguas no se vayan
que se queden con nosotros,
que se duerman para siempre
bajo el cielo de esta tierra.

¡Silencio… silencio…!
…el agua ya no canta,
el agua está cansada,
el agua está dormida.                                      

LOS GORRIONES CUEVEÑOS

Este nuevo poema que contemplo y me extasío con sus esencias, me recuerda la profunda emoción que me produjo el cielo, ayer noche, que de tan limpio y nítido se encendía mi alma de grandeza sana.
Hubiese querido escribirte todo un  libro entero para explicarte cómo estaba cuajado de lunas y estrellas brillantes.
Todo era armonía, belleza, eternidad… ¡Qué insoldable riqueza se escondía! Cuánta poesía en ese trocito de espacio cueveño tan nuestro!
Al final, sólo acerté a escribir estas rimas que brotaron de la profundidad de mi alma…


NOCHE EN CALMA

Noche en calma, la luna blanca,
ríe como Icíar y nos mira
y nos besa, la muy osada
de perfumes de tomillos y mirra.

Noche serena, las estrellas
velan los sueños de nuestras almas
con luces claras y violetas,
en esa hora, ya sosegada.

Si yo llegara hasta el cielo
en esta noche fría y cruda,
volaría ágil como el viento
para robarle su hermosura.

Finalmente otras rimas rutilantes, bermejas, de las que nacieron en esa hora pasada. Es una evocación de una mañana de primavera en Cuevas del Campo.
Estaba sentado sólo, en aquella sombra que dividía tu casa y la mía en su lejanía visual, con un cielo amarillo y rosa de la recién y nacida alborada, iniciándose -poco a poco- los trinos bulliciosos y adorables de nuestros minúsculos vecinos ruidosos y alados: los gorriones.

LOS GORRIONES DEL PASEO

¡Qué clamor en los árboles del “Paseo”,
se divisan las acacias  florecidas.
como si llegase la hora del recreo
con los gorriones en sus ramitas!

En la paz de la mañana rosa
los trinos de los pájaros en coro
 se elevan al cielo sonoras
cuando el sol los acaricia de rojo.

El azul celeste se derrama
sobre la entrañable fuente de esta plaza,
y un coro de niños canta
en esas horas de  calma.

Termino ya, mi querida Berta, porque el sueño me invade y me ataca sin piedad en estas postreras horas del ocaso.
Pienso en ti.

FUENTE DEL PASEO

VISTA DESDE "LA CIUDAD FANTASMA"

LAS PLAYAS DEL NEGRATÍN

No hay comentarios: